Errancia

Errancia… la palabra inconclusa; es una publicación que se propone cuatrimestral, por aquello del síntoma en el nudo borromeo.

Inicialmente pretendemos hacer errancia por el lado del psicoanálisis, la teoría crítica y aquellas apuestas que desde diversos territorios, incluyendo la literatura, la poesía y el arte, contribuyan a producir un saber de las formaciones de la subjetividad y el psiquismo contemporáneo.

Con tal propósito incluimos a un tiempo un nudo de tres secciones:

LITORALES incluirá, a manera de dossier, la diversidad de erranzas y derivas, de quienes, haciendo llegar sus textos, compartan la lectura de los temas que iremos proponiendo. Se anticipa que toda sugerencia será bienvenida.

POLIÉTICAS DEL CUERPO hará espacio a los textos que aborden los asuntos de la diversidad sexual, de género, el cuerpo y sus metáforas, y demás posiciones subjetivas, incluyendo aquellas de las que no se quiere saber ni hacer saber.

CAIDAL se abre a la poesía y a lo que, desde los territorios de la literatura y el arte, se convierta texto o pretexto que trace errancia. Vale decir que esta sección debe su nombre al poeta Max Rojas a quien agradecemos la singularidad de su existencia y el valor de vivir conforme a su deseo.

A manera de AGENDA, que permita organizar el tiempo para la escritura de las colaboraciones de la siguiente errancia, a partir del número cero incluiremos en la página de INICIO la temática a tratar y la fecha límite de entrega.

Vale decir que los amigos que fueron convocados al CONSEJO EDITORIAL de suyo propio son errantes y que los invitamos porque admiramos y reconocemos su pasión, no solo por el lado del deseo de saber sino por el lado de la erranza que hace texto y apertura a la errancia. No pasamos por alto la oportunidad de agradecer el sentido del humor, a manera de divertimento serio, con el que transmiten su enseñanza, ni tampoco dejamos sin decir que su puntual malevolencia y perspicacia, contraria a toda posición dogmatica, es algo que celebramos y recibimos por el lado de lo que muestra y hace visible la posibilidad, para cada uno, de vivir conforme a su deseo y afirmar la singularidad de su existencia sin colocarse en un lugar de amo o de esclavo.

Queridos lectores y lectoras; desde ya, un montón de gratitud por su interés de saber lo que va desde esta apuesta y muchas ganas de que juntos la hagamos realidad huelleando errancias y sumando errantes; lo que salga ya se verá, incluyendo aquello que en el camino vayamos aportando y proponiendo.

Un abrazo.

Imagen de la Página Inicial de la Revista